Oración de Juan Pablo II a la Virgen del Pilar

Doy fervientes gracias a Dios por la presencia singular de María en esta tierra española donde tantos frutos ha producido. Y quiero encomendarte, Virgen santísima del Pilar, España entera, todos y cada uno de sus hijos y pueblos, la Iglesia en España, así como también los hijos de todas las naciones hispánicas. ¡Dios te salve, María, Madre de Cristo y de la Iglesia! ¡Dios te salve, vida, dulzura y esperanza nuestra! A tus cuidados confío esta tarde las necesidades de todas las familias de España, las alegrías de los niños, la ilusión de los jóvenes, los desvelos de los adultos, el dolor de los enfermos y el sereno atardecer de los ancianos. Te encomiendo la fidelidad y abnegación de los ministros de tu Hijo, la esperanza de quienes se preparan para ese ministerio, la gozosa entrega de las vírgenes del claustro, la oración y solicitud de los religiosos y religiosas, la vida y el empeño de cuantos trabajan por el reino de Cristo en estas tierras. En tus manos pongo la fatiga y él sudor de quienes trabajan con las suyas; la noble dedicación de los que transmiten su saber y el esfuerzo de los que aprenden; la hermosa vocación de quienes con su conciencia y servicio alivian el dolor ajeno; la tarea de quienes con su inteligencia buscan la verdad. En tu corazón dejo los anhelos de quienes, mediante los quehaceres económicos procuran honradamente la prosperidad de sus hermanos; de quienes, al servicio de la verdad, informan y forman rectamente la opinión pública; de cuantos, en la política, en la milicia, en las labores sindicales o en el servicio del orden ciudadano prestan su colaboración honesta en favor de una justa, pacífica y segura convivencia. Virgen Santa del Pilar: aumenta nuestra fe, consolida nuestra esperanza, aviva nuestra caridad. Socorre a los que padecen desgracias, a los que sufren soledad, ignorancia, hambre o falta de trabajo. Fortalece a los débiles en la fe. Fomenta en los jóvenes la disponibilidad para una entrega plena a Dios. Protege a España entera y a sus pueblos, a sus hombres y mujeres. Y asiste maternalmente, oh María a cuantos te invocan como Patrona de la Hispanidad. Así sea.

Anuncios

Un pensamiento en “Oración de Juan Pablo II a la Virgen del Pilar

  1. Esta oración la hizo Juan Pablo II previsionariamente, si cabe la palabra, porque está forjando lo que debe SER, después de su muerte…si usted observa sin ser pesimista, Él atiende a grosso modo lo que en estos momentos NO ESTÁ OCURRIENDO, han alterado las leyes en España, legalizaron el aborto , el matrimonio gay, la adopción gay etc…en los países hispanos algunos también…la educación está en más bajos niveles, hoy día hay mucho desempleo (Yo soy educadora y la ministra nunca me nombró, yo vendo pesa de nance y subsisto con la ayuda de mis amistades y familiares)todo al menos aquí lo han politizado, hay corrupción y yo no veo que reluZca la JUSTICIA; los sindicalistas de Panamá ahora se han vuelto chulos del proletariado, viven y usufructan de lo que les quitan a los obreros, cuando ellos tienen necesidad de: casa, enfermedad u otra necesidad no se manifiestan y se cumple el dicho con ellos *lo que no nos cuesta hagámolos fiesta* Yo no se si se siguen las ideas de miguel de Unamuno (el indeciso), prefiero a Ortega y Gasset por lo de su teoría relativista e la valoración, en fin el Papa Juan.P. II sólo quizo dejar esta huella como todo paso del tiempo que para Él ahora es immortal ( es Santi Mortus), Viva la Virgen del Pilar y los hombres de buena voluntad PROSPEREN EN CRISTO JESUS¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s