Via Crucis – 3ª Estación – Jesús condenado por el sanedrín

“Los sumos sacerdotes y el consejo en pleno buscaban un falso testimonio contra Jesús para condenarlo a muerte, pero no lo encontraban a pesar de los muchos falsos testigos que comparecían. El sumo sacerdote le dijo entonces: -Te conjuro por Dios vivo a que me digas si tú eres el Mesías, el Hijo de Dios. Jesús le respondió: -Tú lo has dicho…  El sumo sacerdote se rasgó las vestiduras diciendo: -Ha blasfemado, ¿qué falta hacen más testigos? Acabáis de oír la blasfemia, ¿qué decís?  Contestaron ellos: -Pena de muerte”   (Mt. 26, 59-66)

Oración:

Señor Jesús, ¡cómo nos cuesta decir la verdad!. Pero sólo la verdad rompe las cadenas del pecado y libera. Por eso, aunque sabes que vas a morir, te declaras Hijo de Dios. Verdad anunciada y proclamada sin tapujos, frente a cualquier adversidad. Señor, quiero seguir tu camino y anunciarte con sinceridad.

Anuncios